DĂ­cese de una Web…

 

DĂ­cese de una Web,

que empezĂł como un juego,

un reto y un descubrimiento.

Pasados los primeros atascos

un blog se creĂł; en Ă©l se publicĂł

lo que por la cabeza me pasĂł.

Después de unos meses con la Web funcionando

a un curso de WordPress me apunté sin dudarlo.

La sorpresa llegĂł cuando en la clase

se catalogĂł a la Web de triste y sin color.

¡QuĂ© horrror! Esa no soy yo…

No me puede identificar.

DecidĂ­ escuchar las opiniones de los alumnos,

y todos los recursos de mejora, aplicar…

En semanas la Web mejorĂł,

se reactivĂł, enganchĂł y me identificĂł.

Años más tarde la Web, ya mi marca,

mostrĂł mi cuore de escritora, creadora,

entusiasta social media.

La suerte me colocĂł en buena posiciĂłn

cuando en un trabajo mostré

lo que me gusta hacer.

Hoy afirmo con ternura

que aquella inocente Web del principio

se ha graduado y, un master ha conseguido,

#PasionConTinta

 

 

 

Puedes comentar si crees que tener una Web aporta ventajas.

Dime por qué sí o por qué no si opinas lo contrario.