En el pasado respiraba aire tóxico

Por Rosa López

#PasionConTinta

 

 

Años atrás…

 

Empezaba a trabajar en un sitio, estaba un tiempo en el que conocía a personas diversas, me reajustaba en la forma de hacer o de decir, compartía momentos de tensión, algún cumpleaños, pocas cenas de empresa, aunque sí algún vermut pro-navidades y cuando ya creías tenerlo todo controlado para poder trabajar mejor llegaba la notificación que te recordaba que tu lugar no era éste.

Cómo puede ser de indigesto el pasado cuando una y otra vez se repite la misma historia.

Crees que para escapar de esta dinámica tienes que buscar lugares nuevos, otras personas, otras responsabilidades. Te esfuerzas, contactas, esperas y un día responden a tu llamada. Se inicia de nuevo la rutina del comienzo: las presentaciones, expectativas, buenas y malas caras.

Te incorporas de nuevo, pero te recuerdan que sustituyes, que no es tu sitio, que nunca podrás integrarte porque por todas partes hay quien se encarga de mantener el recuerdo de un fantasma de compañero o compañera que, sin simpatizar con él se ha convertido en tu peor pesadilla por si decide volver a ocupar nuevamente su puesto de trabajo.

Con el tiempo te das cuenta que para ti lo anormal se ha convertido en cotidiano, lo injusto en lo llevadero y la incertidumbre en tu motor de esperanza.

Llega un día en el que te plantas, decides dejar de respirar toxicidad, filtrar desde contactos a ideas… entonces es cuando respiras aire nuevo, sin filtros.

 

Eres como el aire que respiras

 

Respirar aire sano llena los pulmones, abre la mente, recupera el correcto ritmo cardíaco y te llena de energía positiva.

Si no has estado realizando estas buenas prácticas cuando te llega el momento de hacerlo por primera vez te das cuenta que no sabes.

La emoción te supera, la mente te traiciona.

De ser un todo te divides en cientos de fragmentos que cada uno de ellos intenta jugar su papel principal. No sirve esta actuación, te paraliza, te bloquea sin dejar que expulse al exterior toda esa alegría contenida que guardas dentro de ti como un tesoro para que no se vaya, no escape, ni se percaten los que en el pasado te la jugaron.

El resultado es una emoción contenida de un cuerpo que se resiste a ser feliz, por precaución, por miedo a sentir algo mejor que hasta el momento.

El corazón late como olas de emoción que al resto del cuerpo transmiten su vibración.

La respiración capta el sentimiento, dejemos que se evapore el miedo…

Sensaciones extrañas invaden nuestro ser… dejemos que pasen porque empezamos a captar nuevas frecuencias para amarnos.

En una oleada de energía decido dar rienda suelta a la escritura. Es terapia, es cultura.

He decidido relajarme y despertar, pues este sueño lo voy a vivir sin descansar.

-Fin-

 

 

Y el karma me llegó

karma

 

Hoy me siento reflexiva; por eso os he lanzado esta pregunta.

Todos sabemos que es mejor ser bueno que malo, es mejor actuar bien que mal, que cuidado con lo que haces porque te acabará llegando a ti de otra forma… en fin que nuestros actos se relacionan por una causa / efecto o efecto / causa y, que tarde o temprano, tendremos que rendir cuentas a lo que hemos hecho en el pasado pues de alguna manera con nuestras acciones hemos creado nuestro futuro.

Hace unos meses comentaba con mi amiga Úrsula sobre este tema. Ella es muy conocedora del tema y tiene claro que lo bueno que nos toca acaba por llegar.

Os confieso una cosa: La verdad. Cuando tuvimos esta conversación personalmente no lo veía muy claro porque si eso era cierto a mi me estaba constando mucho ver el lado bueno de algunas cosas. Por lo que luchaba no llegaba a mi, y a veces hasta me enfadaba. Como casi todo en esta vida las preocupaciones y las decepciones se acaban solucionando con lo mismo:  Grandes dosis de Paciencia.

Una vez decidí que decidí creer que las palabras de Úrsula eran ciertas empecé a realizar nuevas acciones;

en algún caso también tuve que realizar “no acciones”. Quizás en otra ocasión explique en qué consistieron.

Lo cierto es que poco a poco he empezado a notar cambios positivos, pequeñas situaciones que me favorecen. Mi entorno está consolidado y lo que daba por imposible parece que puede llegar a ser tangible.

¿Qué ha pasado?

 

 

  1. He cambiado de prioridades,

  2. He dado importancia a mis decisiones,

  3. Me he rodeado de personas que entiendan mis proyectos, mis ilusiones y mi pasión por la vida…

 

Resultado: Todo está mejorando. 🙂

 

 

En estos momentos me siento que mi vida va in crescendo.  Going Up!

 

logo vermell

 

 

Detalles que aportan felicidad

detalles-de-felicidad

Con la rutina abandonamos poco a poco los detalles, en particular aquellas pequeñas acciones que aportan alegría y beneficio a quien las recibe y, en cambio, son relativamente fáciles de realizar aunque por eso con frecuencia no le damos importancia y acabamos olvidando que pueden ser tan necesarias como el aire que respiramos.

Con la rutina también llegan las esperadas y deseadas vacaciones o tiempos de cambio de ritmo. En estos espacios te das cuenta que puedes disfrutar de cosas que teniéndolas cerca no habían entrado en tu rutina diaria por falta de tiempo.

Cuando te paras, coges aire y meditas eres consciente del esfuerzo diario que hace nuestro organismo por mantenerse activo y en perfecto estado a pesar de lo poco que lo cuidamos.

Si estás llevando una vida sana de acuerdo con tus valores y, tus acciones, reflejan tu manera de ser disfrutarás de lo que la vida te da en cada momento. Salud, felicidad, energía… Al compartir con otros seres estas impresiones cualquier acción que recibas por parte de ellos se convertirá en un detalle de felicidad.

En mi caso son detalles de felicidad:

  • Estar rodeada de gente positiva que transmite energía y entusiasmo cuando les hablas,
  • Poder observar la naturaleza en toda su magnitud y ser un espectador silencioso,
  • Recibir un elogio, una gratitud porque alguna acción realizada ha tenido efecto positivo al receptor,
  • Dar y recibir un abrazo a quien quieres,
  • Leer un buen libro, ya sea de ficción o sobre una temática interesante,
  • Disfrutar de una buena comida y saborear un café en la sobremesa,
  • Tocar la arena de la playa con las manos…,

Actualizo este post en Septiembre de 2018 cuando me doy cuenta que algo que antes teníamos ahora ha desaparecido…

EMAIL VS POSTAL

POSTAL VIRTUAL

Recibir una postal original, 2 años después de escribir esta entrada, se ha convertido en todo un detalle porque ya no deben quedar muchas personas ni que las reciban ni que las escriban.

Para que no se diga yo he creado mi postal virtual para vosotr@s que aunque no es como las de antes, tampoco es un e.mail como los de ahora. 🙂

 

– Y tu, ¿Qué detalles de felicidad añadirías?

 

 

 

Si te gustó este post compártelo ente tus amigos, a ellos les darás un motivo para pensar y,  a mí, me habrás regalado un detalle de felicidad.

 

logo vermell
#PasionConTinta @rosalopezgrau

 

Visita a Firenze, sensacions en ruta

Firenze va despertar el meu entusiasme quan vaig estudiar Història de l’Art a l’antic COU. Anys més tard quan em vaig casar havia de ser el viatge de noces però la situación no va permetre que es pogués fer en les condicions desitjades. Van anar passant els anys i sempre somiava en poder realizar la visita a la ciutat que tant m’agradava en fotografíes.

A punt de celebrar els noces d’argent vam plantejar-nos el meu marit i jo fer el nostre viatge somiat i després de moltes coses i impediments inicials escric unes notes del que ha estat l’experiència i les sensacions obtingudes.

Continua llegint